symbol

Tecnología anti perdida del balance, para que nuestros abuelos puedan caminar libres

B-shoes ciclo tecnológico

Alfred Pennyworth le enseña a Bruce Wayne (Batman) que caerse es parte de la vida, que de esto podemos aprender a pararnos por nuestros propios medios.Así la lección de determinación y lucha queda registrada en la película de Christopher Nolan.

Pero este acontecimiento puede ser desastroso si a un adulto mayor le sucede. Por eso, la compañía israelí B-Shoes desarrolla un zapato motorizado que puede evitar que una persona caiga cuando esta se tropieza o pierda el equilibrio.

Según estudios de diferentes centros de control y prevención, se estima que desde los 80 años en adelante, las personas mayores se caen al menos una vez por año, por perdida de balance y estabilidad. Lo que genera un costo promedio de USD $75 billones al gobierno.

Caminar libres y mantener la dignidad.

Según Ahron Shapira (uno de los 7 fundadores de la compañía), el humano de manera instintiva reacciona ante una perdida de balance dando un paso hacia atrás, lo que permite balancear el peso del cuerpo. Entrados los años, estos movimientos instintivos pierden velocidad, o simplemente pueden ser omitidos. B-Shoes detecta este percance y guía el pie hacia una posición que ayuda a recuperar el equilibrio, y poder caminar.

Esta tecnología podrá ser instalada en cualquier tipo de zapatos, evitando el uso de bastones o caminadores que  en muchas ocasiones son visto como signo de debilidad y perdida de la independencia por los mayores. Reconoce el CEO de la compañía Abraham Stamper.

Esta innovación se logra ajustarse a las prendas de vestir del usuario (zapatos formales e informales, deportivos o sandalias). Se adapta en ellas un dispositivo que incluye sensores de presión conectados a un micro procesador, el cual logra determinar la perdida de balance al caminar, para así guiar el pie un paso atrás, a través de lo que sería una versión reducida de una cinta transportadora.

5 años de un proceso creativo.

La inspiración nació en casa, un día común y corriente después de que Yoanatan Manor, uno de los fundadores, vio como su padre caía. Incapaz de hacer algo y viendo la ausencia de una solución eficiente, deicidio emprender su propio camino.

Así, diversos pacientes y voluntarios, que se subían en una plataforma diseñada para generar condiciones de perdida del balance, eran estudiados por sensores y cámaras que analizaban sus movimientos y reacciones al caminar. Se comparo la capacidad de respuesta del cuerpo ante la perdida de balance con un par de zapatos regulares y nuevamente con los B-Shoes, obteniendo una mejoría significativa en cada uno de los casos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=rVi2-66u6q0[/youtube]

Ingresar al mercado, un nuevo reto.

Con el dispositivo desarrollado y los experimentos realizados, reconocer la capacidad de mercado para un producto de estas cualidades fue otra parte del proceso.

No solo los adultos mayores podrán ser los beneficiados con este invento, existen también personas que bajo circunstancias especificas de un trauma, enfermedad o discapacidad sufren de perdida del balance.

Así se unieron a una compañía especializada en el método crowfunding, con quienes no lograron cumplir la meta de inversión de capital de $30 mil USD. Lo que los llevo a buscar nuevos socios en la industria del calzado ortopédico.

Con la meta y los objetivos decididos, se esperaba dedicar al menos un año más de desarrollo para garantizar todos los aspectos de calidad que el mercado y su público seguramente exigen.

Es así como los socios fundadores, después de 5 años de arduo trabajo, lograron probar lo que sería uno de sus prototipos finales durante el 2011. Ahora B-Shoes hace parte de una nueva generación de zapatos, unos que previenen accidentes antes de que ocurran.

Lee el artículo completo publicado en el portal “NO CAMELS”.