symbol

Invirtiendo en el futuro de una nación creyendo en la innovación

¿Es posible qué un país sea capaz de movilizar su capital intelectual y organizar su institucionalidad para crear un ecosistema que promueva la innovación, la gestión de ideas y la creación de empresa?

La respuesta es sí. A continuación compartimos de manera muy breve algunos de los ingredientes que han llevado a Israel a obtener un reconocimiento por su alta innovación en diversos sectores industriales, en ser conocido como la nación Startup y posicionarse en raknigs mundiales que destacan diversas cualidades.

  1. Era algo necesario, muchos reconocen a Israel como la nación que floreció un desierto. La necesidad de alimentar la población y de sobrepasar las dificultades del contexto incentivaron la genialidad del capital humano para desarrollar altas y sofisticadas técnicas de agricultura y agua, por mas de 10 años la economía de esta nación se sostuvo por esta actividad.
  2. Invertir en el capital humano e incentivar la diversificación de las actividades económicas. La experiencia agrícola fue un motor, pero se comprendió de manera temprana la necesidad de diversificar y transferir esta experiencia a otros sectores económicos.
  3. Las ideas están en todas partes y surgen de manera inesperada. El capital humano se convirtió en el principal activo pero se necesitaban los motores y la infraestructura que le diera las motivaciones y las bases para surgir, era importante canalizar un gran potencial humano, el país con la mayor cantidad de ingenieros per cápita.
  4. No se le teme al fracaso. Los primeros en dar apoyo a jóvenes empresas en etapas realmente tempranas fue el Estado, quien puso a disposición de las ideas amplios fondos de riesgo, sabiendo de antemano la posibilidad del fracaso y del fracaso reiterado, la necesidad de decirle a los nuevos emprendedores que se puede intentar mas de una vez. Estos fondos dedicados para las etapas más tempranas y riesgosas involucraron de manera consecuente gobierno, universidades y privados.
  5. Generar más motivaciones, activar la economía. Tras años de cultivar generaciones dedicadas al emprendimiento y conocer casos de éxitos, el ecosistema se fue perfeccionando y las estrategias para la comercialización y globalización de las ideas trajo consigno cada vez nuevos interesados, por ejemplo, el primer y único centro de I+D de Apple por fuera de los Estados Unidos se encuentra en Israel o el caso de los centros de transferencias de tecnología (TTO) se convirtieron en proyectos universitarios de gran lucro.
  6. Pensar global. Hoy en día el emprendedor israelí reconoce que poner a disposición de su nación sus ideas es clave, pero pensar global y sobrepasar sus expectativas es siempre una de las características principales en todo el proceso de innovación y emprendimiento. Israel es en la actualidad un referente para la búsqueda de emprendedores y nuevas oportunidades, esto ha traído consigo el desarrollo de plataformas y de proyectos privados que se han especializado en sacar adelante estos proyectos en todo el mundo.

Conoce aquí una de las plataformas que han logrado acercar a personas con innovaciones y desarrollos en todo el mundo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Xc-0zBmVMng[/youtube]

 


Ayúdanos a compartir esta información!

Síguenos en Facebook y Twitter