symbol

El progreso de Israel en Investigación y Desarrollo está impulsando la innovación farmacéutica

Con 1,500 empresas activas de ciencias de la vida y un vibrante ecosistema de investigación e innovación, no sorprende que Israel esté en el centro de algunos de los desarrollos más importantes en tecnología médica y de salud.

Eso es cierto en campos florecientes como la salud digital y la medicina impulsada por la Inteligencia Artificial y no es menos cierto para una industria establecida como la farmacéutica. Israel no solo es el hogar de Teva Pharmaceutical, que data de principios del siglo XX y es el principal fabricante mundial de medicamentos genéricos, sino que también ha dado lugar a una amplia gama de empresas de biotecnología, centros de I&D e instituciones académicas de prestigio, poniendo el ingenio israelí a la vanguardia del descubrimiento y desarrollo de distintos tratamientos.

Doxil (conocido como Caelyx en Europa y Canadá), la primera nanomedicina del mundo para tratar varios tipos de cáncer, fue desarrollado por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén. El Instituto de Ciencia Weizmann incubó el innovador medicamento para la esclerosis múltiple Copaxone, entre los primeros medicamentos israelíes en recibir la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. En las últimas décadas, Israel se ha convertido en una parte aún más integral de la industria farmacéutica global, con exportaciones, solo a los Estados Unidos, aumentando de los USD$ 208 millones en 1997 a USD $5,9 billones en 2018.

Aquí hay un vistazo a algunas de las compañías innovadoras en el panorama farmacéutico israelí:

•        El pionero del descubrimiento de drogas CytoReason ha desarrollado el primer y único modelo basado en el aprendizaje automático del sistema inmunitario humano y las células que lo impulsan, con el objetivo de comprender cómo funcionan las células inmunes en contextos de enfermedades, tejidos y tratamientos. Fundada en 2016 con base en investigaciones de la Universidad de Stanford y el Instituto Tecnológico Technion-Israel, la compañía se asoció y colaboró ​​con corporaciones e instituciones líderes como GSK, Pfizer y el Instituto Parker de Inmunoterapia del Cáncer.

•        El Instituto Nacional de Biotecnología en el Negev (NIBN) es un jugador verdaderamente único en el ecosistema local, la primera entidad independiente basada en I&D fundada como una empresa bajo el paraguas de una universidad, en este caso, la Universidad Ben Gurion de Negev. Establecida en 2009, NIBN comercializa investigaciones académicas, enfocándose en tratamientos para el cáncer; enfermedades infecciosas; enfermedades autoinmunes y metabólicas; trastornos genéticos humanos; y enfermedades neuro degenerativas, así como biotecnología aplicada. Las tecnologías de la compañía han formado la base para compañías completamente nuevas y se han incorporado a las compañías existentes, y su investigación aplicada ha tenido un impacto medible en el mundo real, incluida una reducción del 30 por ciento en la mortalidad infantil entre la población beduina de Israel en el desierto de Negev.

•        Fundada en 1968, Dexcel Pharma es la compañía farmacéutica privada más grande de Israel. Al fabricar medicamentos de marca y genéricos, la compañía tiene una cartera que incluye más de 85 productos en más de 175 formas de dosificación. La compañía emplea a más de 1,000 personas en sus oficinas en Israel, el Reino Unido, Alemania y Singapur.

¿Qué le depara el futuro a la industria farmacéutica israelí? Con campos emergentes como el tratamiento personalizado y el descubrimiento de fármacos basados ​​en IA para transformar la medicina moderna, Israel está bien posicionado para continuar desempeñando un papel vital en la innovación farmacéutica gracias a su fuerza bien desarrollada en estos y otros campos de alta tecnología, con innumerables vidas salvadas en el proceso.

Para obtener más información, visite http://www.itrade.gov.il/ o comuníquese con su agregado económico local de Israel.