El agua es reconocida como un asunto estratégico y de seguridad nacional en México. Hoy en día tiene que convertirse en un elemento central de la política medioambiental y, más aún, en un factor clave de desarrollo económico. Su disponibilidad condiciona la posibilidad de mejora en algunas regiones del país y su calidad es un factor determinante para la salud y el bienestar de la población.

En México, la distribución geográfica del agua no coincide con la distribución geográfica de la población. El volumen promedio de agua renovable en el país per cápita es de 4.028 metros cúbicos por habitante por año. Sin embargo, cabe resaltar que existen importantes diferencias entre las zonas norte y sur del territorio. Puedes encontrar zonas con gran escasez de agua y regiones con frecuentes eventos hidrometeorológicos que significan costosas inundaciones y daños a los asentamientos humanos e infraestructura.

En la zona centro-norte de México, se concentra el 27% de la población, y se genera el 79% del PIB nacional; sin embargo, solo el 32% del agua renovable está disponible. Por otro lado, en la zona sur, se encuentra el 68% del agua del país, y solo vive el 23% de la población y se genera el 21% del PIB de México.

Datos que debes conocer

  • Se pierde entre el 30 y 50 por ciento del líquido por fugas en las redes de distribución.
  • De los 13.9 miles de hm3 de aguas residuales que se generan al año, sólo se trata un 37.8 por ciento.
  • La industria extrae 3.3 miles de millones de m3, esto representa el 4.0 % de la extracción nacional.
  • El sector industrial vierte en un año 5.3 km3 de aguas residuales, en los ríos y mares de México.
  • El porcentaje de agua que ocupa la agricultura representa el 75.72%, es el principal consumidor de recursos hídricos en el país.
  • En México existen más de 4 mil 462 presas; 667 de ellas son consideradas como grandes, por su capacidad de almacenamiento.
  • En México, la presa de mayor capacidad es la Belisario Domínguez, ubicada en el estado de Chiapas, le sigue la Infiernillo localizada entre Guerrero y Michoacán.
  • 9 millones de habitantes no tienen servicio de agua potable y 10.5 millones no cuentan con alcantarillado.

 ¿Cómo se regula el Agua en México?

En México, el agua de los ríos, lagos y acuíferos es propiedad de la nación y corresponde al Poder Ejecutivo su administración. Para ello, se cuenta con dos instrumentos principales:

  • La Ley de Aguas Nacionales (recientemente modificada), en la que se establecen los principios e instrumentos para el aprovechamiento y preservación del agua; y
  • La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), autoridad responsable de la administración del recurso.

Adicionalmente, en nuestro país cada seis años se elabora el Plan Nacional de Desarrollo, en el cual se plantean las prioridades, objetivos y estrategias que la administración pública federal se ha fijado para el periodo sexenal. En este Plan se delinean las políticas social, económica, interior y exterior, que establecen el marco que norma la acción del gobierno.

El Programa Nacional Hidráulico plantea la situación actual que guardan los recursos hídricos en México, revisando la evolución histórica que han tenido los aspectos de cantidad, calidad, usos y sus efectos; se analizan posibles escenarios de largo plazo, se define la visión del sector que queremos alcanzar; los objetivos y las metas a lograr en el periodo, así como las estrategias y líneas de acción que permiten avanzar hacia resultados concretos.

Para más información consulte el reporte de agua elaborado por la Oficina Comercial Internacional en: https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6758177255547129856/