Aliados en la pandemia: México e Israel.

Desde que la pandemia de COVID-19 se propagó a principios de 2021, las naciones de todo el mundo se han visto envueltas en una crisis de salud sin precedente, que trajo consigo consecuencias  económicas negativas  como resultado del confinamiento y el distanciamiento social. México no es la excepción. Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el año pasado los efectos de la crisis del Covid-19 provocaron que la actividad económica cayera un 8,5% en su comparación interanual.

La economía mexicana registró en 2020 su mayor contracción desde la Gran Depresión, en 1932.

Sin embargo, diversas entidades auguran una recuperación de la economía nacional. El Banco de México ha entregado su pronóstico de desarrollo económico con un crecimiento anual de 4.8% para 2021. Según el Banco Mundial, la economía de México crecerá 3.7% en 2021. Una encuesta de Bloomberg muestra que el pronóstico de crecimiento del PIB mexicano en 2021 alcanzará 3.8%. La OCDE pronostica un crecimiento en 2021 de la economía mexicana de 4.5%.

Pero dichos números se quedarán como un dato frío si no se emprenden acciones que coadyuven al despertar económico mexicano. Para que México logre un crecimiento acelerado y sostenido, el sector privado debe priorizar la adquisición o desarrollo de tecnologías que ayuden a mejorar el desempeño de las empresas, para ello, Israel se convierte en un aliado estratégico en el panorama latinoamericano dada la tendencia de automatización y digitalización de procesos y su ecosistema start-up desarrollado.

Con solo 22 mil kilómetros cuadrados, Israel es bien conocido por su ecosistema innovador avanzado, por tener uno de los mejores niveles de educación y desarrollar tecnologías de punta. Israel ha crecido de manera constante desde 2003 a una tasa promedio de alrededor del 4%. Esto indica que, sin duda, el desarrollo económico es el resultado de la implementación de la tecnología en la cotidianidad.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dio a conocer su informe “Sectores y empresas frente al COVID-19: emergencia y reactivación”, que los sectores más afectados son el turismo, restaurantes y el retail. Dichos sectores son bastiones de la alta tecnología en Israel. Por lo tanto, con las condiciones actuales del mercado que nos empujan a implementar alternativas innovadoras a los nuevos desafíos provocados por la pandemia, es fundamental que el sector privado mexicano vea como un aliado estratégico a Israel, y busque soluciones que se ajusten a la nueva normalidad.

Para mayor información sobre soluciones tecnológicas y explorar áreas de oportunidad con Israel, no dudes en escribir a Jonathan.Beltran@israeltrade.gov.il

2021-04-30T19:11:55+00:00April 30th, 2021|General|0 Comments