Del telégrafo al 5G: Reflejo de la evolución tecnológica.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones es la organización multilateral más antigua del mundo, con una historia que se remonta hasta 1865. La UIT es el ente experto en telecomunicaciones de la Organización de las Naciones Unidas. Dicho organismo es el encargado de regular las telecomunicaciones a nivel internacional.

Esta organización nace ante la necesidad de homologar procesos, regulaciones y operaciones en los recién creados sistemas telegráficos de la época. Previo a dicho acuerdo multilateral, existió una multitud de intentos bilaterales por estandarizar los sistemas telegráficos, pero pese la similitud de sus disposiciones, estos Convenios no eran totalmente coherentes. La rápida expansión y acelerada evolución tecnológica de la telegrafía internacional acrecentó la necesidad de uniformidad. Es por ello que se celebró en París la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional por 20 Estados y la creación de la UIT en 1865.

El 17 de mayo se conmemora el aniversario de la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional y la consecuente creación de la UIT. Este llamado del Día internacional de las Telecomunicaciones es una oportunidad para que los miembros de la UIT, junto con empresas, organizaciones, gobiernos y personas de todo el mundo, sigan impulsando la transformación digital, promuevan estrategias nacionales para el desarrollo de las TIC y apoyen políticas inteligentes para fomentar las inversiones, la cooperación y la asociación.

Sin embargo, a pesar de todo este impulso a la transformación digital de hoy en día, es menester señalar que no todo el mundo se beneficia de los beneficios socioeconómicos de las telecomunicaciones. En 1985, la UIT publicó el famoso informe Maitland, titulado “El eslabón perdido”, en el que, por primera vez, se definía claramente la brecha digital. Desde entonces, la Unión ha trabajado con determinación para poner los beneficios de las tecnologías de la información y la comunicación al alcance de toda la humanidad.

La imposibilidad de muchas familias de conectividad en el país, está abriendo aún más la brecha educativa. De acuerdo a datos de la UNESCO, en México, el 24.84 por ciento de los estudiantes de entre 7 y 17 años no tiene acceso a internet. En cuanto a la televisión se refiere, 4.47 por ciento no cuenta con televisor alguno, por lo que no pueden estudiar a distancia durante la contingencia sanitaria.

Este entramado radica entonces en la brecha y contraste de acceso a las tecnologías de la información y la consecuente inequidad tecnológica y educativa. Cabe entonces preguntarnos, ¿cómo se puede erradicar dicha inequidad?

La adopción de nuevas tecnologías disruptivas, asequibles, innovadoras y que disminuyen la huella de carbono son una clara alternativa para solucionar la desigualdad tecnológica que hoy en día las telecomunicaciones viven. Estas nuevas tecnologías ayudan a acelerar el uso de las TIC para lograr todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las telecomunicaciones son uno de los campos en los que el ingenio de la alta tecnología de Israel lo ha llevado a una posición de prominencia en los mercados globales. La industria de las telecomunicaciones del país integra un amplio espectro de empresas que trabajan en campos que incluyen el desarrollo de semiconductores, diseño de hardware, software, contenido e integración de sistemas.

Si queremos acortar la desigualdad tecnológica que existe en México, tenemos que asociarnos con actores clave en tecnología de punta a nivel global, e Israel puede ser un gran aliado estratégico.

Si quieres conocer más sobre el ecosistema Telecom de Israel, escribe a jonathan.beltran@israeltrade.gov.il

2021-05-27T20:09:19+00:00May 27th, 2021|Telecom|0 Comments