Industria 4.0: La apuesta por la empresa y la tecnología

La tecnología ha aportado diferentes avances a lo largo de la historia, que han sido reconocidos como “revoluciones tecnológicas e industriales”. Estas revoluciones ejemplifican la necesidad del ser humano de optimizar las tareas cotidianas, facilitar las herramientas de trabajo y canalizar los esfuerzos que repercuten en las creaciones innovadoras que heredan las industrias. Con estos esfuerzos se han desarrollado antecedentes que delimitaron el camino hacia un desarrollo integral empresarial-industrial.

La nueva revolución tecnológica encuentra sus herramientas en la Industria 4.0. Combina técnicas operativas con tecnología de punta para optimizar los procesos de empresas, organizaciones, instituciones y el propio hogar.

Las nuevas herramientas de telecomunicación, como Internet y otras tecnologías, han convergido dentro de la Industria 4.0, que combina todas estas herramientas así como una especialización en sus nichos de oportunidad. La Industria 4.0 se ha convertido así en la nueva apuesta por la innovación y en el avance más importante para aquellas empresas que deseen mantenerse a la vanguardia con los más altos estándares de innovación y eficiencia.
Es importante mencionar que la Industria 4.0 no debe considerarse sólo una migración de lo tradicional, es decir, las llamadas telefónicas y todo lo que se guardaba en salas de archivos llenas de carpetas y documentos. Es también una apuesta por un mundo sostenible en el que no sólo la protección del medio ambiente, gracias a fenómenos como el home office, cobra relevancia, sino la transparencia y el seguimiento de la información. En otras palabras, la Industria 4.0 es la base de las herramientas que facilitarán la funcionalidad de los procesos, desde las escalas más pequeñas hasta las más grandes.

La Industria 4.0 no debe limitarse como un beneficio corporativo, debe dar soporte a todos los procesos productivos, de compra-venta de productos, de gestión de sistemas operativos, de atención al cliente, de optimización de plataformas de gobierno y también como una oportunidad de mercado por la que apostarán miles de familias después de soportar el salto de estilo de vida dado en el último año y medio, que también ha obligado a buscar alternativas que contribuyan al distanciamiento social responsable y sanitario.
Las repercusiones del encierro y las medidas de distanciamiento sanitario a nivel internacional nos han enseñado que la migración de lo tradicional a lo tecnológico no es un privilegio de las empresas que apuestan por estar a la vanguardia. Más bien, la propia necesidad de mantener las funciones en el orden económico a nivel micro, medio y macro encuentra en las telecomunicaciones, la tecnología, las plataformas y la automatización de procesos la solución para un futuro incierto que también ha contribuido a un cambio en el estilo de vida de todos.

Cientos de startups en todo el mundo encontraron antes de la crisis sanitaria, así como durante la misma, la oportunidad de convertirse en el mercado ideal para ofrecer diferentes soluciones que, aunque aparentemente repetitivas, resultaron una oportunidad para reducir costes y crear tecnologías especializadas para las empresas.
Dentro del amplio portafolio de soluciones atribuidas a la industria 4.0, el estado de Israel ofrece un verdadero catálogo de soluciones que contribuyen al óptimo desempeño empresarial, así como soluciones que benefician al público en general. Las startups israelíes se han convertido en referentes de la innovación a nivel mundial, no solo por el alto nivel tecnológico que desarrollan, sino por lo disruptivas que son sus soluciones, su accesibilidad en costes y el alto impacto que tienen a nivel global. No es de extrañar que diferentes inventos realizados por ciudadanos israelíes sean constantemente adquiridos por grandes corporaciones que los hacen globales. Dentro de Israel, al menos, se espera que la utilización de tecnologías relacionadas con la Industria 4.0 crezca un 20% cada año hasta 2025.
Las ofertas israelíes relacionadas con la Industria 4.0 tienen un fuerte rendimiento del 25 por ciento de crecimiento en las plataformas del Internet de las Cosas (IoT), ya que estas plataformas también sirven como herramientas de SPC (Control Estadístico de Procesos), o análisis predictivo, que predicen fallos, tiempos de inactividad, plazos de entrega y problemas de calidad. Según Value Reports, el mercado mundial de soluciones de IoT crecerá un 8% al año hasta superar los 118.000 millones de dólares en 2025.

El acercamiento a este tipo de tecnologías puede realizarse a través de las diferentes plataformas que permiten un acercamiento entre México e Israel, y que, en consecuencia, permiten crear puentes para el intercambio mutuo de esta tecnología y la continuidad de la eficiencia empresarial a gran escala, así como nuevas ofertas para el mercado mexicano. La Embajada de Israel, a través de su oficina comercial, facilita estos vínculos a la vez que orienta en el proceso para el avance de la Industria 4.0

Escrito por: Deborah Bar Nissim

2021-09-30T21:21:16+00:00September 30th, 2021|Uncategorized|0 Comments