El Internet of Things, refiriéndose a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet, ha llegado a revolucionar los procesos en todas las industrias. Las aplicaciones del IoT son numerosas y han empujado a un creciente número de empresas a impulsar este nuevo paradigma para mejorar su productividad y optimizar sus gastos y beneficios. Se trata de un mercado en constante expansión y al que los principales actores ya se han incorporado. 

En el ámbito industrial, la red de dispositivos, maquinaria y sensores se conectan entre sí y al internet con el objetivo de recoger datos y analizarlos para aplicar esta información a una mejora en los procesos. Si bien se trata de una tendencia global, en el caso del sector industrial las empresas deben conocer la utilidad de las aplicaciones del Industrial IoT para generar procesos que sigan siendo relevantes en los próximos años.

Una de las principales aplicaciones IoT tiene que ver con la gestión automatizada de equipos, de modo que a través de un sistema centralizado es posible controlar y monitorear todos los procesos de una empresa. El IoT brinda la capacidad de controlar remotamente plantas situadas en diferentes ciudades o puntos geográficos a través de equipos y software digitales. De manera consecuente, las empresas ahora tienen la capacidad de observar los avances en su producción a tiempo real y utilizar estos datos para la mejora de procesos y generar un entorno en el que las decisiones basadas en información sean prioritarias.

Por otra parte, a través del IoT se pueden detectar las necesidades de un equipo de someterse a mantenimiento antes de que tenga lugar una crisis y se deba parar la producción de forma urgente. Supone así una de las razones por las que implantar un sistema de adquisición de datos, análisis y gestión de datos para el mantenimiento predictivo. Este sistema consiste en una de las aplicaciones del Industrial IoT más efectivas y funciona a través de sensores que, instalados en los equipos, y a plataformas de operaciones son capaces de mandar alertas si se dan ciertos parámetros de riesgo. Las empresas israelíes han desarrollado algoritmos estadísticos diseñados para detectar fallas en evolución en sistemas mecánicos y tuberías antes de que se conviertan en un problema. A través de sensores y controladores, estas tecnologías aprendes, analizan y toman decisiones sobre anomalías en todo el sistema mecánico.

Otros usos en el área industrial de sistemas Industrial IoT es el monitoreo del inventario de forma automática para mantener flujos de trabajo constantes y eficientes. A su vez, se puede conocer a tiempo real y en tránsito la situación de la cadena de suministro de una empresa. De este modo, es posible detectar posibles oportunidades de mejora ocultas, o señalar aquellos problemas que están complicando los procesos y disminuyendo las utilidades. 

El IoT no es solo una evolución de situaciones actuales en las que los dispositivos pueden controlarse de forma remota, sino una interrupción importante para el desarrollo industrial por muchos aspectos. Para mejorar los procesos internos y el servicio empresarial, así como reducir costos y elevar utilidades, la implementación de IIoT es esencial. Esta continua penetración de tecnologías avanzadas de información y comunicaciones con enfoques novedosos ayuda a superar las limitaciones actuales dentro del sistema industrial.