symbol

Generar electricidad para el agua con el agua

De todas las energías limpias actuales, la hidroeléctrica es una de las más limpias. Al fluir el agua a través de una turbina hidráulica conectada a un generador, en general un dique, su energía cinética genera electricidad y surge del otro lado sin merma alguna. Ésta es una maravillosa forma de producir electricidad para los países que, por suerte, tienen ríos caudalosos.

Israel no es uno de ellos, y por lo tanto es el último lugar en el que esperaríamos que se produjera un gran avance en el ámbito de la tecnología hidroeléctrica. Sin embargo  HydroSpin, ubicada en el Kibutz Lavi en el norte de Israel, ha inventado una nueva manera de generar electricidad para las “redes de agua inteligentes”, las SWANs aprovechando el flujo de agua a través de las tuberías. Según el Consejero Delegado de HydroSpin, Gabby Czertok: “Con ello se genera electricidad suficiente para alimentar una red y enviar los datos cada cinco minutos aproximadamente, en lugar de una vez al día como sucede en otras redes de agua inteligentes”.

La escasez de agua exige que los gestores supervisen las fugas y la calidad del agua, mientras que las inundaciones pueden saturar los servicios de distribución de agua y alcantarillado. Las redes de agua inteligentes garantizan que cada gota de agua esté bajo control, con sensores que proporcionan datos en tiempo real sobre fugas, presión del agua, consumo y calidad del agua.

La mayor parte de las SWANs funcionan con pilas o baterías, pero antes o después éstas se agotan y tienen que ser sustituidas o recargadas. Esto representa un gran inconveniente así como un gran gasto, y al no actualizar constantemente a los servidores, un problema que surge en un sistema de agua o alcantarillado puede tardar días en ser detectado por culpa de una pila gastada, frustrando el objetivo de las redes inteligentes.

Una solución es utilizar baterías que se recargan con paneles solares conectados. Pero Czertok dice que la energía solar no se lleva bien con las SWANs. “Existe un gran problema con los paneles solares ya que a menudo son robados y entonces las baterías y los sensores de la red quedan desconectados al haber desaparecido la fuente de alimentación”.

Según Czertok, este tipo de robos es lo que ha impulsado a los gestores de agua a buscar fuentes de alimentación alternativas como HydroSpin, una solución de energía alternativa única en el mundo entero.


Datos continuamente

“Nos hemos centrado en la producción de electricidad a pequeña escala utilizando el agua que fluye a través de las tuberías”, dice Czertok. Los gestores pueden añadir nuestro dispositivo a sus SWANs preinstaladas en cualquier punto de la red, y nuestro dispositivo genera suficiente electricidad para alimentar dispositivos de bajo consumo en toda la red de agua como sensores, sondas y dispositivos de transmisión.

“Con HydroSpin, los sensores y demás dispositivos de medición ya no están limitados a ubicaciones en las que hay acceso a la electricidad, y los datos recibidos no están tampoco limitados por la cantidad de energía disponible en las baterías. Con HydroSpin los datos se pueden transmitir continuamente, ofreciendo a los clientes una visibilidad de su red y de los sensores 24 horas al día, 7 días a la semana”, añade Czertok.

El proceso y el dispositivo están patentados y el dispositivo no detiene el flujo de agua a través de las tuberías.

Czertok, que cuenta con años de experiencia en la alta tecnología es un gran defensor de este producto inventado por su colega Dani Peleg, Director Tecnológico y fundador de HydroSpin.

“Dani lleva 15 años trabajando en el sector del agua y siempre se sentía frustrado por la cuestión de las baterías que se agotaban en el terreno, así que decidió hacer algo, inventando una de las tecnologías energéticas más innovadoras actualmente”, explica Czertok.

De hecho es una tecnología tan innovadora, que este dispositivo de HydroSpin, que es relativamente nuevo dado  que la empresa lleva funcionando desde 2010, fue elegido como uno de los 45 mayores inventos israelíes expuestos en el Museo de Ciencias Bloomfiled de Jerusalén, junto con inventos “veteranos” como los dispositivos de memoria USB, el riego por goteo y la red de coches eléctricos Better Place.

HydroSpin es miembro de la incubadora Kinrot Technology Ventures, que se dedica principalmente a la financiación de empresas con tecnologías innovadoras en el sector del agua.

Encontramos este dispositivo en un número creciente de SWANs en Inglaterra, España y otros lugares. “Las redes de agua inteligentes son la tendencia actual,” dice Czertok. “El mercado de este dispositivo se cuadriplicará para el 2020 y alcanzará un valor de 20.000 millones de dólares. Estamos en la cresta de una gran ola que se está expandiendo por el mundo entero.”