symbol

Más de 160 empresas expositoras y por encima de los 5.000 visitantes. Es el saldo de la última edición de HLS & Cyber, una de las ferias de seguridad más importantes de Israel

HLSfotodelegacion

Israel HLS & Cyber – Donde seguridad física y lógica se dan la mano

Más de 160 empresas expositoras y por encima de los 5.000 visitantes. Es el saldo de la última edición de HLS & Cyber, una de las ferias de seguridad más importantes de Israel, que acoge a compañías tanto de seguridad física como de ciberseguridad. Junto con una amplia oferta de soluciones, la muestra ofrece también dos intensas jornadas de conferencias en las que intervienen expertos internacionales. Hasta allí se desplazó Seguritecnia en noviembre gracias a la invitación de la Embajada de Israel en España.

Por Enrique González Herrero – Redactor jefe de SEGURITECNIA

Fotos: E.G.H. y HLS & Cyber

Israel está considerada como una de las principales potencias globales de la industria de la seguridad. Se trata de un país tradicionalmente puntero en el diseño de armamento para Defensa y tecnologías aplicadas a lo que se conoce como Homeland Security. En las últimas décadas, también se encuentra en los puestos de cabeza en lo que a ciberseguridad se refiere. No en vano, algunas de sus empresas se han posicionado como referentes mundiales en este ámbito.

Según datos del International Cooperation Institute de Israel, en 2015 las exportaciones de Defensa –de las que un 23 por ciento fueron sistemas y productos destinados a la seguridad nacional– alcanzaron un total de 5.600 millones de dólares y las de ciberseguridad llegaron casi a los 3.500 millones de dólares, “un 5 por ciento de las exportaciones mundiales”, indican desde el organismo.

Pero, más allá de las cifras, la capacidad de ambas industrias se comprueba en ferias como HLS & Cyber, donde la seguridad física y la lógica se dan la mano en un mismo espacio. Más de 5.000 personas de 80 países visitaron la última edición de esta muestra bienal, que tuvo lugar del 14 al 17 de noviembre en Tel Aviv. En ella participaron 160 empresas cuya amplia oferta abarcó desde vehículos para el mantenimiento del orden público hasta plataformas de inteligencia, pasando por soluciones para la protección de infraestructuras críticas, armas, software de seguridad, medidas contraterroristas, drones o sistemas para neutralizar estos aparatos, entre otras muchas especialidades.

Israel HLS & Cyber atrae tanto a compañías consolidadas como a startups del sector de la seguridad, muchas de las cuales reciben la ayuda directa del gobierno israelí. Es el caso de Source Defense, que ha desarrollado una plataforma basada en la nube para la protección de páginas web frente a los ataques procedentes de aplicaciones que le prestan servicios. Con sólo tres socios, esta pequeña compañía es una de las que se beneficia en la actualidad de la incubadora de empresas situada al sur de Israel y, como señala su CEO, Hadar Blutrich, cuenta con financiación y apoyo gubernamental.

Junto con estos proyectos incipientes, participaron en la exposición compañías con amplio reocrrido como Magal S3, Check Point, Rafael, Magos, Saferplace, Dell o EMC. La primera es una de las principales proveedoras de alta seguridad para infraestructuras tan sensibles para Israel como el Aeropuerto Buen Gurion, en la capital. En esta edición de la feria, la compañía presentó una solución de vigilancia perimetral automática, que consiste en un vehículo no tripulado que patrulla un perímetro durante las 24 horas del día sobre un monorraíl adosado al vallado. Mediante un dispositivo láser y una cámara incorporada puede localizar sabotajes o la presencia de personas u objetos. Incluso puede acudir a localizaciones donde se intente producir una intrusión para lanzar un mensaje disuasorio desde el centro de control.

Magal S3 fue también una de las pocas compañías expositoras con representación española en su estand, si bien la feria recibió la visita de una delegación de profesionales de nuestro país organizada por la Embajada de Israel en España. Entre los invitados estuvo la revista Seguritecnia.

Uno de los mercados que gana más enteros en Israel es el de los drones. En esta especialidad, HLS & Cyber combinó la oferta de compañías como Laser Detect Systems, que presentó una nueva aeronave no tripulada dotada de dispositivos para detectar explosivos y sustancias químicas, con otras como Controp, que distribuye un radar para la detección y neutralización de drones en instalaciones críticas.

En el apartado de ciberseguridad, importante fue la oferta de soluciones de software de seguridad, protección de redes, del puesto de trabajo o de dispositivos móviles. Check Point o Morphisec fueron algunas de las firmas que presentaron novedades para estos entornos.

Terrorismo y PIC

De manera simultánea a la exposición, Israel HLS & Cyber organizó dos intensas jornadas de conferencias en las que intervinieron representantes de diferentes gobiernos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, instituciones internacionales, organizaciones israelíes, empresas o expertos. En ellas se abordaron temas como la seguridad nacional de Israel, de la que el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, indicó que está amenazada por “el terrorismo y la expansión del Islam”. En ese sentido afirmó que “la fuerza” de Israel se encuentra “en la policía y en las fuerzas de seguridad, a las que se está dotando de mejoras tecnológicas”. No obstante, Erdan se detuvo en la ciberseguridad y las redes sociales como otro ámbito prioritario de actuación.

Frente al terrorismo y otras amenazas en el ciberespacio, Israel también creó hace unos años el National Cyber Directorate, que coordina las acciones entre gobierno, ministerios y agencias de seguridad en materia de ciberseguridad. Al frente se encuentra Eviatar Matania, para quien el terrorismo cuenta con “herramientas que no somos capaces de detener”. Pero además advirtió de que “la mayor vulnerabilidad es que mañana todo va a estar conectado y eso significa que pueden traer muchos problemas”. Como solución ante dicho escenario, Matania considera que la ciberinteligencia será un puntal.

Por ello, una de las tendencias entre la oferta de las empresas de ciberseguridad fueron las soluciones de inteligencia aplicadas a la Red. Un ejemplo de ello es la compañía Equus Tech, fundada por antiguos oficiales de la inteligencia israelí, especializada en el desarrollo de este tipo de herramientas. O Sixgill, que cuenta con una plataforma para analizar la actividad en la llamada ‘Web Profunda’ y tiene la capacidad de detectar ciberataques y fuga de datos.

La protección de las infraestructuras críticas fue otro de los grandes temas que se trataron durante las jornadas. El terrorismo y las ciberamenazas se encuentran entre las principales amenazas a estos entornos, en base a la opinión de varios conferenciantes. Entre ellos, Francoi Gabrielli, jefe de la policía italiana, puso el acento en la necesidad de proteger los “sistemas computerizados”.

La vulnerabilidad de los sistemas de información y comunicaciones de las infraestructuras críticas fue igualmente comentada por varios de los expertos que participaron en las ponencias. En ese último sentido, los ponentes de uno de estos debates subrayaron el peligro de amenazas sobre las tecnologías de la información y las comunicaciones como el ransomware (un malware que cifra la información de los ordenadores y pide un rescate para desbloquearla) y en la necesidad de cooperación para proteger estos entornos. “El derecho internacional no tiene reglas para el ciberespacio, por eso en el ciberespacio la cooperación es incluso más importante que ante las amenazas físicas”, consideró Rami Ben Efrain, responsable de Defensa e Infraestructuras Críticas de Check Point.

Hackers, políticos, periodistas, expertos y otros empresarios abordaron otros asuntos relacionados con la seguridad en el mundo, como el impacto de la radicalización en la sociedad, el mapa de riesgos mundial o la inteligencia. Sus intervenciones reflejaron preocupaciones globales en torno a la seguridad, siempre desde un punto de vista integral.

PIES DE FOTOS

Visita española a Israel HLS & Cyber

La Embajada de Israel en España invitó a varios profesionales españoles a la feria israelí. Representantes de Repsol, Metro de Madrid, Walhalla, Álava Ingenieros o Seguritecnia estuvieron presentes, además de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En la imagen, séptimo desde la derecha, el alcalde de Jaén, Francisco Javier Márquez, que también visitó la muestra.

El consejero delegado en España de la compañía Magal S3, Miguel Ángel López Romero (en la imagen sobre estas líneas, a la derecha), y un miembro de su equipo fueron de los pocos profesionales que pusieron ‘acento español’ en la muestra.

Más de 60 expertos internacionales participaron en las dos jornadas paralelas a la feria. En la imagen superior de la derecha, el ministro de Seguridad Pública de Israel.

APOYO

Aeropuerto Ben Gurion, un asunto de seguridad nacional

El Aeropuerto Ben Gurion, situado a 20 minutos de Tel Aviv, es quizás el más seguro del mundo. La inestabilidad de Oriente Medio y una afluencia de 16 millones de pasajeros al año hacen de esta instalación un asunto de seguridad nacional para Israel, al que el Estado destina ilimitados recursos.

Si bien no destaca por la facilitación de los pasajeros (superar todos los controles puede resultar una tarea extenuante), sí que lo hace por cumplir los mayores estándares de seguridad. Durante la feria HLS & Cyber, algunos de los asistentes pudieron conocer de primera mano los controles que se realizan y las tecnologías con las que cuenta para evitar ataques terroristas o cualquier otro incidente. Entre ellas, los protocolos de revisión de los equipajes facturados, que incluye cuatro niveles de inspección con todo tipo de equipamiento para detectar explosivos, objetos prohibidos o sustancias no permitidas. Se revisan “el cien por cien” de los bultos y los operarios están autorizados para abrir una maleta si consideran que en su interior hay un objeto prohibido o sospechoso. “Todo el proceso se graba por vídeo” y “entra dentro de la legalidad”, justificó un responsable de seguridad del aeropuerto cuando se le pregunta por posibles conflictos de este método con la privacidad de los pasajeros.

La visita incluyó el paso por los cinco controles de seguridad que se encuentra el visitante a Israel para salir del país. El primero se produce nada más llegar por carretera al aeropuerto, en un puesto militar. A continuación, antes de entrar en la terminal, el personal de seguridad realiza un breve control de pasaportes a pasajeros escogidos aleatoriamente. Ya dentro del edificio, antes de facturar el equipaje, tiene lugar un nuevo control de documentación mediante una encuesta o un interrogatorio. En cuarto lugar se produce el control de equipaje de mano, en el que se selecciona aleatoriamente a los viajeros para que atraviesen una revisión más exhaustiva de lo habitual donde se realizan controles de explosivos, sustancias y de los bultos. Finalmente, antes de acceder a las puertas de embarque, se lleva a cabo un último control de identidad con otro breve interrogatorio incluido.